Tips para dejar el pañal

Tips para dejar el pañal

Los padres suelen ponerse muy ansiosos para que su hijo deje los pañales. Este no es un proceso fácil y varía dependiendo de cada niño. En unos casos, el pequeño aprende muy rápido y, en otros, los niños pueden tardarse incluso meses en aprender a dejar el pañal por completo.

Para hacer que este reto sea más fácil para usted, en Embarazada.com nos dispusimos a realizar este artículo con algunos tips que le servirán de gran ayuda cuando decida que su pequeño está listo para dejar los pañales atrás y decirle “¡Hola!” al retrete.

¿Cuándo está listo para dejar el pañal?

Es de suma importancia tener en cuenta que su niño no debe dejar el pañal por razones equivocadas. No porque otros niños de su edad lo hayan hecho o porque ya cumplió los dos años usted debe empezar a introducirlo en el proceso de dejar los pañales. Para que tenga éxito en este recorrido, deberá empezar a enseñarle a su pequeño a dejar los pañales sólo cuando él esté listo para hacerlo. De esto último dependerá su éxito.

Estos son los signos de que el bebé está listo para dejar los pañales:

  • Es capaz de seguir instrucciones
  • Le avisa cuando quiere hacer pipí o defecar
  • El pañal pasa unas tres horas seco
  • Muestra señales o gestos cuando quiere hacer pipí o defecar
  • Muestra señales de incomodidad cuando el pañal está sucio
  • Se baja y se sube los pantalones solo

Es muy importante que usted no imponga el proceso de dejar el pañal. Al contrario, usted debe asistir al bebé en este proceso cuando él esté listo. Sólo de este modo será natural, exitoso y alcanzará el objetivo en poco tiempo. Las claves son la paciencia y poner atención a los signos que hemos mencionado anteriormente.

Obtenga información sobre la pañalitis y cómo preverla en: /articulo/la-panalitis-como-mantener-limpio-y-saludable-al-bebe

¿Cómo hacer que deje el pañal?

  • Cuando esté tranquilo en casa puede probar quitándole el pañal por algunas horas. Recuerde que es necesario que usted esté en casa, que sea un día tranquilo y que el orinal esté cerca para cualquier emergencia.
  • Trate de hacerlo sentir cómodo en el orinal. Puede distraerlo mientras está sentado intentando ir al baño. La confianza es crucial para lograr que pueda ir al baño con seguridad. Una buena idea es leerle algún cuento mientras está sentadito.
  • Incentívelo para que le avise cada vez que tiene ganas de ir al baño.
  • Nunca regañe al bebé si no llega al baño o se hace encima. Es un proceso difícil que requiere mucha paciencia y su misión es estar siempre dispuesta a ayudarlo con buena actitud y palabras de aliento.
  • No le ponga ropa difícil de quitar. La idea es que pueda bajarse y subirse los pantalones de manera cómoda y que lo pueda hacer solo.
  • Prémielo cuando logre ir al baño solo. Esto servirá de motivación para que vea el ir al baño como un hábito positivo.
  • Compre libros que hablen sobre el tema. Hay muchos cuentos en el mercado que pueden ser muy útiles para facilitar el proceso. El niño lo entenderá de manera divertida y dinámica.
  • Nunca obligue al niño a sentarse, ya que esto hará que vea el orinal como algo negativo. Utilice palabras suaves y amables y sea muy paciente. Si no quiere, no lo obligue e inténtelo de nuevo más tarde.