¿Se puede tomar alcohol durante el embarazo?

¿Se puede tomar alcohol durante el embarazo?

Una vez que la madre sospeche que está embarazada o confirme su estado, inmediatamente deberá empezar a cambiar sus hábitos cotidianos. Por un lado, deberá fomentar aquéllos que sean buenos para su salud y desarrollo del bebé, mientras que por otra parte debe abstenerse de realizar aquellos hábitos que son perjudiciales para el embarazo.

Uno de los temas más polémicos en cuanto a este asunto es el consumo de alcohol, lo que puede ser perjudicial y hasta fatal para la salud del bebé.

¿Se puede consumir alcohol durante el embarazo?

Los estudios de los especialistas han determinado que lo más recomendable para la madre es abstenerse de consumir alcohol durante la gestación del bebé para evitar la posible presencia de complicaciones en un futuro. Pese a que muchas madres recomiendan la ingesta de un máximo de copas cada cierto tiempo, los especialistas difieren e indican que el consumo de alcohol puede ser perjudicial y hasta fatal para la salud del bebé, por lo que lo ideal es abstenerse de consumirlo durante el embarazo.

¿Por qué es dañino?

Todo lo que consume la madre pasa a través de la placenta y llega al bebé. Es por ello que los médicos insisten en la puesta en práctica de una dieta saludable y balanceada durante el embarazo, de tal manera que el bebé reciba todos los nutrientes que necesita para su crecimiento. Si desea saber más sobre la alimentación durante el embarazo, visite: https://www.embarazada.com/articulo/dieta-en-el-embarazo

En el caso del alcohol, las investigaciones han demostrado que el alcohol penetra en el torrente sanguíneo del bebé a casi la misma concentración que en la sangre de la madre. Esto debe ser considerado, ya que el bebé tarda más tiempo en eliminar el alcohol de su torrente sanguíneo, por lo que la sustancia permanece mucho más tiempo en su pequeño e inmaduro cuerpo.

¿Cómo afecta al bebé?

El consumo de alcohol durante el embarazo puede traer graves consecuencias en el normal desarrollo del embarazo, así como también puede producir el Síndrome Alcohólico Fetal. Los bebés que presentan esta condición tienen una mayor probabilidad de sufrir las siguientes condiciones:

  • Bajo peso al nacer
  • Anomalías físicas
  • Deficiencias mentales
  • Tienen más probabilidades de morir después del parto
  • Problemas de aprendizaje
  • Problemas para socializar
  • Aborto espontáneo
  • Parto prematuro
  • Bajo coeficiente intelectual

Es importante tener en cuenta que no hay una cantidad “segura” de alcohol que pueda consumirse durante el embarazo, ya que incluso un par de copas cada cierto tiempo puede aumentar la probabilidad de que el bebé padezca alguna de las condiciones señaladas.