Recomendaciones para hacer ejercicio durante el embarazo

Recomendaciones Generales

Recomendaciones Generales

Si eres una embarazada previamente sedentaria, debes comenzar con actividades físicas de baja intensidad e ir aumentándolas progresivamente.

Calienta por 5-10 minutos antes de hacer ejercicios, hazlos en forma progresiva , al finalizar disminuye lentamente el nivel de actividad.

Enfría por 10 minutos, caminando o con técnicas de relajación.

El ejercicio regular (por lo menos 3 veces a la semana) es mejor que ejercicio excesivo seguido de largos periodos de inactividad. No se debe exceder el tiempo de ejercicio aeróbico por el riesgo de hipoglicemia (15-45 minutos de ejercicio).

Toma tú pulso durante la actividad máxima.

Disminuye la actividad si tú corazón está latiendo más rápido que lo recomendado por tú médico.

No excedas 140 pulsaciones por minuto.

En general, si puedes mantener una conversación cómodamente mientras haces ejercicio tú pulso está probablemente en los límites recomendados.

No trates de hacer demasiado. Recuerda que el peso extra de tu embarazo hace más exigente el ejercicio.

Detente si te sientes cansada, con dificultad para respirar o mareada.

Toma agua frecuentemente, durante y después del ejercicio para prevenir la deshidratación.

No participes en deportes y ejercicios en los que puedes caerte o golpearte.

No realices ejercicios en decúbito dorsal, ya que disminuye el flujo sanguíneo al útero y al bebé.

Cuida tú espalda. Evita posiciones y ejercicios que aumenten la flexión de tú espalda.

Evita la flexión o hiperextensión excesiva de las articulaciones, para evitar lesiones por la laxitud de las mismas durante el embarazo.

Evita cambios bruscos de dirección, saltos, gimnasia olímpica por la inestabilidad articular del embarazo.

Evita cambios posturales bruscos por el riesgo de hipotensión ortostática y desmayo.

No te sobrecalientes. Evita ejercicios al aire libre en climas calientes y húmedos.

Evita saunas, jacuzzi, etc.

No hagas ejercicio si estás enferma o con fiebre.

Utiliza un sostén adecuado para proteger los senos aumentados de tamaño.

Contraindicaciones Del Ejercicio Durante El Embarazo

Absolutas:

  • Hipertensión inducida por el embarazo (Preeclampsia)
  • Ruptura prematura de membranas.
  • Amenaza de parto pretérmino.
  • Incompetencia cervical – Cerclaje.
  • Placenta previa.
  • Retardo de crecimiento intrauterino.

Relativas:

  • Hipertensión arterial crónica.
  • Patologías tiroideas, cardíacas o pulmonares.
  • Problemas vasculares.