¿Qué hacer si el bebé está enfermo?

¿Qué hacer si el bebé está enfermo?

Los retos de una madre empiezan desde el primer momento que tiene a su bebé en sus brazos y abarcan desde su alimentación hasta cómo actuar cuando éste se enferma. Por esta razón, ofrecemos una serie de datos y recomendaciones que le servirán de mucha ayuda para saber cómo actuar cuando el bebé está enfermo.

¿Qué hacer si el bebé tiene fiebre?

Muchas madres no saben cómo reaccionar ante esta situación, sin embargo, debe tener en cuenta que siempre debe consultar con el médico cuando al bebé le suba la temperatura corporal, sobre todo si se trata de sus primeros meses de vida.

Si esto ocurre, debe tener en cuenta los siguientes datos y recomendaciones:
• En caso de que el bebé le suba mucho la fiebre, es de suma importancia que le quite el exceso de ropa y evite tenerlo en una habitación que sea muy calurosa
• La mayoría de los casos de fiebre son por causa de un virus, por lo que suelen durar unos pocos días
• Procure que el bebé beba líquido constantemente para evitar la deshidratación
• Nunca bañe al bebé con agua fría. Por el contrario, bañe al niño con agua templada y no exceda los 20 minutos
• Es importante que, una vez que note la alta temperatura en el bebé, se comunique con su médico de inmediato para verificar si el niño necesita del suministro de algún medicamento
• No le dé al bebé ningún medicamento sin antes consultarlo con el médico
• Por lo general, los bebés suelen tener un aumento de fiebre durante la noche

¿Es una buena opción aplicarle paños fríos?

Contrario a lo que muchas personas creen, colocarle o someterlo a paños y baños fríos no es recomendable, ya que el bebé es demasiado pequeño para aplicarle este tipo de tratamientos, al contrario de una persona adulta.

¿Cómo utilizar el termómetro?

La técnica para tomarle la temperatura a un bebé es diferente a la de un adulto. En el caso de los bebés, el termómetro debe ser colocado en la axila o en el recto y mantenerlo en su lugar durante tres minutos.
Es importante tener en cuenta que, si se toma la temperatura a través del recto, ésta será medio grado mayor que en la axila.