Productos químicos y el bebé: envenenamiento y cómo protegerlo

Productos químicos y el bebé: envenenamiento y cómo protegerlo

Los bebés tienen la particularidad de ser más propensos a contraer enfermedades por diversas razones, entre las cuales está que el niño tiende a llevarse las manos a la boca y a estar en contacto con el suelo. Para evitar que el bebé esté expuesto a bacterias que puedan enfermarlo, lo más recomendable es mantener muy limpia su casa y procurar que el bebé no esté expuesto a sustancias químicas que puedan dañarlo.

¿Los bebés pueden envenenarse con productos químicos?

Efectivamente, los bebés son propensos a envenenarse con productos químicos que estén a su alcance. De hecho, los especialistas aseguran que más del 90% de los incidentes de envenenamiento infantil se producen a causa de contacto con limpiadores caseros y otros productos químicos.

Los detergentes, desinfectantes, ceras, limpiadores, blanqueadores y medicamentos deben ser puestos fuera del alcance de su niño, ya que puede envenenarse. Además, estos productos suelen ser de colores llamativos y vienen en empaques vistosos, por lo que el bebé se atrae hacia ellos.

¿Los productos químicos pueden afectar el embarazo?

Es importante tener en cuenta que muchas sustancias químicas pueden afectar el embarazo cuando la madre entra en contacto con ellos, ya que son absorbidos por el cuerpo y afectan al bebé a través de la placenta. Hay que tener especial cuidado en productos como disolventes y pesticidas y evitarlos todo lo que se pueda.

Recuerde que algunos productos químicos pueden tener componentes nocivos como el plomo y otros elementos que pueden acumularse en el cuerpo y afectar el bebé, bien sea en el embarazo o durante el período de lactancia.

¿Cómo proteger al bebé?

Para proteger al bebé de los productos químicos para el hogar sugerimos:

  • Procure comprar productos que no sean tóxicos
  • Siempre que utilice un producto, ciérrelo herméticamente para evitar derrames y gases tóxicos
  • Compre productos que tengan un sistema para abrir a prueba de niños
  • Mantenga los productos químicos en sus respectivos envases intactos con su etiqueta para evitar confusiones
  • Evite utilizar todo tipo de plaguicidas en el hogar, ya que el bebé puede aspirar los gases o ponerse en contacto con el líquido y sufrir de envenenamiento
  • Guarde los productos de limpieza en un lugar que esté fuera del alcance de los niños
  • Mantenga los productos químicos lejos de los alimentos
  • Obtenga dispositivos a prueba de niños para cerrar los gabinetes que contengan este tipo de productos
  • Mantenga los medicamentos fuera del alcance del niño