Optimismo conlleva a bebés saludables

Optimismo conlleva a bebés saludables

Una nueva investigación sugiere que entre las mujeres con embarazos de alto riesgo, aquellas que tienen un punto de vista optimista sobre la vida pueden tener menos probabilidades de dar a luz a un bebé prematuro o niños de bajo peso. Las mujeres con embarazo de alto riesgo incluye aquellas con problemas en previos al actual embarazo, así como aquellas con hipertensión u otras condiciones crónicas, de acuerdo a un reporte en la edición de noviembre de Health Psychology.

La Dra. Marci Lobel de la Universidad Estatal de New York en Stony Brook y sus colegas encontraron que entre 129 pacientes de alto riesgo, las mujeres que fueron menos optimistas durante el embarazo dieron a luz niños de bajo peso. Estas mujeres también experimentaron mas estrés que sus compañeras optimistas. En contraste, las mujeres optimistas, identificadas por su aceptación a frases como “Yo siempre busco por el lado positivo de las cosas” o “Yo siempre espero lo mejor”, realizaron mayores ejercicios durante el embarazo y fueron mas proclives a exhibir buenos hábitos alimenticios, de esa manera disminuyeron los riesgos de un parto prematuro.

Aunque el optimismo como tal no asegura que el bebé sea saludable, “en conjunción con un apropiado cuidado prenatal y practicas saludables durante el embarazo, el optimismo puede mantener una promesa como medio de intervención en contra de un desenlace natal adverso, especialmente en embarazos de alto riesgo”, explicó Lobel.