Nuevos alimentos en la dieta de su bebé

Nuevos alimentos en la dieta de su bebé

Cada día son más los niños que se niegan a las dietas saludables. El deber de los padres es fomentar la aceptación de su hijo a la nueva comida, de tal manera que tenga una dieta más rica en vitaminas y minerales y, de este modo, su organismo se nutra de mejor forma. Recuerde que el buen funcionamiento depende de la alimentación, por lo que una dieta sana y balanceada debe ser primordial en el crecimiento de su hijo-

Seguramente usted tiene un tiempo luchando contra su hijo en cuanto a la alimentación. Le ofrece frutas y purés nutritivos pero no logra conseguir que se los coma. Si usted está en esa situación, ¡tranquila! No está sola. Para ayudarle a cambiar esta situación, le ofrecemos algunos consejos que le servirán de mucha utilidad para cambiar los hábitos alimenticios de su hijo de forma positiva.

¿Qué hacer para que la dieta de su hijo sea saludable y balanceada?

  • La insistencia es la clave del éxito

Una de las claves esenciales del éxito es la persistencia. Si el bebé rechaza un nuevo alimento que le ofrece en la primera oportunidad, no debe resignarse a no dárselo más nunca. A usted le podría tomar hasta 10 intentos diferentes antes que el bebé acepte u nuevo alimento, así que es importante insistir e insistir e insistir.

  • Sea asertiva

La asertividad es crucial al momento de empezar a introducir nuevos alimentos en la dieta del bebé. Si usted nota que su bebé está demasiado cansado o intranquilo, es muy probable que el alimento que usted le dé a probar sea rechazado. La experimentación será mejor recibida en momentos en los que su bebé esté más relajado.

  • Hágalo divertido

Compre una cuchara divertida para su bebé para que aprenda a utilizarla mientras lo alimenta. Verá que esto hará que el bebé se relaje y disfrute más del nuevo alimento.

  • Pruebe con un alimento a la vez

Usted no debe desesperarse. Su bebé se sentirá abrumado si introduce muchos sabores nuevos al mismo tiempo. Procure que esto sea algo progresivo y creciente en lugar de hacerlo de forma súbita. Verá que así tendrá mejores resultados.

  • La temperatura de la comida es importante

Al alimentar a su bebé con una comida nueva, es importante que esta no esté demasiado caliente. Si es así, entonces el bebé sentirá desagrado y asociará el alimento con un sentimiento negativo.

  • No exagere con las porciones

Si usted está probando con un alimento nuevo, es una mala idea darle al bebé una porción grande, ya que esto puede abrumarlo. Procure entonces con una pequeña porción para que deguste el alimento y sea más abierto a una porción mayor en la siguiente oportunidad.