Los desafíos de ser mamá en el siglo XXI. Parte III

Los desafíos de ser mamá en el siglo XXI. Parte III

En esta segunda parte seguimos explicando algunos de los retos que las madres del siglo XXI tienen que afrontar para ser lo que se conoce como una “mamá moderna

  • Poder desarrollar una vida propia

Las mamás también necesitan su tiempo para desligarse de sus responsabilidades laborales y de la casa. Al final, esto es bueno para la salud mental de la madre y el bienestar de los niños. Las madres no deben privarse de algo que también necesitan.

  • No los abandones por el trabajo

Una madre debe evaluar muy bien su salida del hogar, si lo hace por necesidad, por desarrollo personal o por una presión social detrás. No dejes que el trabajo absorba todo tu tiempo, ya que esto puede alterar negativamente la relación con tus hijos.

  • Dejarse encantar de nuevo por la familia y la maternidad

No es fácil enfrentarse a la exigencia de perfección que algunas madres se imponen. Esta perfección, el trabajo, las exigencias de la rutina, hacen que la mujer se desencante de su situación. Se estrese y deprima. Más allá de buscar ser la familia perfecta, procura dejarte encantar por lo que has logrado y todo lo que puedes mejorar en el futuro.

  • Dejar atrás las culpas

Sentirte culpable por llegar cansada tarde del trabajo y no poder atender a tu hijo como esperas debe pasar a ser una experiencia capaz de ser reparada. De esa manera, en lugar de sentirte terriblemente mal por dejarlos en casa, preocúpate por darles su leche a la hora, bañarlos, darles todo lo que necesitan mientras estás con ellos.