Lo que debe saber acerca de la muerte fetal

Lo que debe saber acerca de la muerte fetal

Cuando la muerte del bebé se produce después de la semana 20 de embarazo se denomina “muerte fetal”. Esto se presenta en uno de cada 200 embarazos y, por lo general, la muerte del bebé es inesperada para los padres, ya que hasta la mitad de todas las muertes fetales ocurren en embarazos que no han tenido problemas o inconvenientes durante su desarrollo.

¿Cómo se detecta?

Generalmente, el primer indicio de la muerte fetal lo obtiene la madre cuando el bebé deja de moverse o patear. Acto seguido, la ecografía realizada por el médico confirmará que el corazón ha dejado de latir y el bebé ha muerto.

¿Qué ocurre con el parto?

En la mayoría de los casos, las mujeres deciden inducir el parto a causa del trauma emocional que implica llevar dentro de sí un bebé muerto.

El parto se induce a través de la inserción de un supositorio vaginal que contiene una hormona que estimula las contracciones uterinas.

¿Cuáles son las causas?

Las causas más comunes de la muerte fetal son:

• Si el bebé presenta malformaciones graves causadas por problemas genéticos, ambientales o desconocidos
• La preeclampsia (hipertensión inducida por el embarazo) puede causar una disminución significativa del suministro de nutrientes y oxígeno al bebé
• Si la madre presenta convulsiones debido a la hipertensión en el embarazo, que puede llegar a causar la muerte de la madre y el bebé. Esta enfermedad es llamada eclampsia
• Si hay un desprendimiento de placenta
• Si el bebé no ha crecido lo suficiente o sufre de un crecimiento retardado
• Si la madre tiene una ruptura prematura de membranas, lo que puede provocar una infección
• Si la madre es diabética no diagnosticada o no ha sido tratada correctamente durante el embarazo
• Si la madre presenta infecciones virales o bacterianas como sarampión, estreptococo o toxoplasmosis
• Si el parto se complica
• Si ocurre algún problema del cordón umbilical (Ej nudos o trombos, etc)
• Si el bebé presenta un traumatismo
• Si un embarazo se extiende a más de 42 semanas

¿Qué hábitos pueden aumentar el riesgo de muerte fetal?

La madre no debe fumar, beber alcohol o consumir drogas durante el embarazo, son hábitos nocivos que pueden aumentar el riesgo de que se produzca una muerte fetal intrauterina