Leer cuentos a mi bebé: qué

Leer cuentos a mi bebé: qué, cómo y cuándo

Muchos padres desconocen la importancia de leerles a sus bebés desde muy temprana edad. Esta actividad es vital para estimular el desarrollo cerebral y promover aspectos como la creatividad, la imaginación y la inteligencia.

¿Cuándo empezar a leerle al bebé?

Los especialistas recomiendan que los padres les lean a sus bebés desde su nacimiento, aunque no logren entender lo que se les está diciendo. En los primeros meses los bebés pueden disfrutar el sonido de la voz de sus padres, lo que puede incentivar que traten de conversar desde muy pequeños.

Hay muchos libros especializados para los primeros meses de vida del bebé, así que no hay excusas para no empezar a leerle a su hijo. Los más recomendables es elegir aquéllos con figuras coloridas y páginas de cartulina gruesa para que sean mucho más resistentes a los juegos del bebé. Tenga en cuenta que no es necesario que los libros tengan palabras, lo mejor es elegir aquellos que sean brillantes y coloridos.

¿Qué leerle a los bebés más grandes?

Luego de que el bebé tome un poco más de independencia y empiece a movilizarse por sí solo, es muy recomendable que los padres compren libros de un tamaño manejable para el bebé, de tal manera que pueda pasar las páginas con cierta facilidad. Los especialistas recomiendan que dichos libros contengan imágenes de objetos cotidianos para que el bebé los asocie.

¿Qué leerle a los niños pequeños?

Alrededor de los dos a tres años de edad del bebé, es recomendable que los padres compren libros con audio (CD), ya que es una excelente forma de que el niño empiece a aprender el proceso de lectura y puedan disfrutarlos con toda la familia. De este modo, el niño entenderá que los objetos de los libros representan cosas de la vida real, así como también lugares y personas.

En esta etapa es importante que los padres empiecen a demostrarle al niño cuál es la forma adecuada de sostener un libro y cómo mover las páginas.

Recuerde que es de vital importancia dar el ejemplo, así que procure leer frente a su hijo y demostrarle que leer es algo positivo y divertido.

¿Cómo ayudar al niño a desarrollar afinidad por la lectura?

• Lea con su hijo todos los días. Esto hará que la lectura se incorpore a la rutina diaria y sea un agradable momento para compartir

• Coloque los libros al alcance de su hijo para que pueda obtenerlos siempre que lo desee

• Lleve a su hijo a la librería e invítelo a escoger el libro que más le guste

• Cuando lea junto a su hijo, procure que éste lo sostenga e indíquele el momento para pasar las páginas

• Siempre que sepa que estará en un lugar en el que deba esperar durante cierto tiempo, lleve junto a usted un libro para que su niño lo lea

• Regálele libros cada cierto tiempo

• Cuando su hijo tenga la edad suficiente, puede jugar a adivinar sobre qué pasará a continuación en el cuento

• Siempre dé el ejemplo. Lea tanto como pueda frente a su hijo