Las várices en el embarazo

Las várices en el embarazo

Son muchos los síntomas característicos del embarazo, los cuales son producidos por una serie de cambios físicos y hormonales que presenta la madre desde el primer día de gestación y que perduran por el resto del embarazo hasta el nacimiento del bebé. Todo esto da lugar a que la madre sufra de ciertos síntomas que pueden ser desagradables o causar mucho malestar. Si desea conocer más sobre los síntomas del embarazo, visite: https://www.embarazada.com/articulo/sintomas-del-embarazo
Uno de los síntomas más comunes del embarazo son las várices, las cuales suelen presentarse con mucha frecuencia en gran cantidad de mujeres en estado alrededor del mundo.

¿Por qué se producen?

Son varios los factores que intervienen en la aparición de las várices durante el embarazo. Pese a que muchas personas creen que tiene carácter hereditario, lo cierto es que el aumento del flujo sanguíneo, el crecimiento del útero, la edad, las posiciones que adopta la madre durante el embarazo y la falta de ejercicio prenatal provocan que esto suceda. No obstante, hay ciertas técnicas para reducir la aparición de este síntoma

¿Dónde aparecen?

Las várices suelen aparecer con mayor frecuencia en las piernas. Sin embargo, algunas pacientes han llegado a presentar várices en la vulva y en el recto.

¿Cómo son las várices?

Si bien cada paciente tiende a presentar este síntoma con ciertas particularidades, en líneas generales las várices son delgados vasos sanguíneos que se hacen visibles en la capa externa de la piel a causa de su dilatación. Estos suelen ser de color azul y hasta púrpura, dependiendo de cada paciente.

¿Cómo aliviar los síntomas?

• Utilice medias que no sean ajustadas para que la sangre circule correctamente
• No utilice pantalones apretados
• Siempre que descanse, eleve las piernas para promover la circulación
• No cruce las piernas al sentarse
• Utilice zapatos cómodos y suaves
• De ser aprobado por el médico, realice ejercicio prenatal
• Evite permanecer durante mucho tiempo en una misma posición
• Duerma sobre su lado izquierdo
• Mantenga una dieta sana y balanceada