Lo que debe saber acerca de hacer yoga prenatal

Hacer yoga durante el embarazo

El yoga se ha vuelto muy popular alrededor del mundo. Si has tomado clases de yoga y ahora estás embarazada, no hay necesidad de dejarlas, sólo debes de hacer algunas modificaciones a tus ejercicios para que sean seguros para ti y tu bebé.

En muchos lugares donde se enseña yoga puedes encontrar clases de yoga prenatal, también llamado Hatha yoga. Este tipo de yoga ofrece una gran cantidad de ventajas para las mujeres embarazadas como la reducción de los dolores de espalda, el aumento de la flexibilidad y la fuerza en los músculos implicados en el parto, el aprendizaje de técnicas de respiración para el momento del nacimiento del bebé y la reducción de la tensión.

Sin embargo, es muy importante hablar con tu médico antes de empezar a tomar clases de yoga. En caso de que hayas sufrido una pérdida, tengas riesgo de un parto prematuro, sufras de problemas del corazón o fuertes dolores de espalda, el yoga no sería un ejercicio recomendable para ti.

Ten en cuenta estos consejos antes de tomar una clase de yoga:

  • Pregunta si puedes ver una sesión. De esta forma te familiarizarás con lo que sucede durante una clase.
  • Busca una clase impartida por un instructor que tenga experiencia enseñando a las mujeres embarazadas.
  • Comienza lentamente y no asumas posturas que te sean incómodas, debes ser consciente de las molestias de tu cuerpo.
  • Mantente hidratada.
  • Si comienzas a sangrar, sentir contracciones o piensas que tu bebé se mueve menos, debes dejar de hacer yoga y llamar a tu médico.

Incluso si has practicado yoga antes de estar embarazada, debes de consultar con tu médico para saber si es recomendable que sigas con tus ejercicios. Recuerda que aún si eres una experta en yoga, ciertas posturas no son recomendables durante el embarazo.