Ellos son propensos a los accidentes

Evitando accidentes

Los bebés suelen movilizarse más rápido de lo que imaginamos y suelen pasar por espacios minúsculos, por eso es tan necesario ponerles toda nuestra atención y acondicionar el espacio del hogar para evitar accidentes. Estas malas experiencias pueden ser evitadas si tomamos en cuenta los siguientes consejos:

Asegúrate de que tu bebé no llegue a nivel de las ventanas; evita que estas permanezcan abiertas y si es posible coloca una reja que sirva de protección. Si en tu casa hay escaleras coloca una puertica que evite el paso del bebé.

Vigila al bebé todo el tiempo durante el baño; en sus primeros meses báñalo sujetado por ti.

Quita del alcance del niño todo objeto seudopunsante: tijeras, etc.

Coloca los remedios y productos tóxicos en lugar alto.

Coloca tapaenchufes por toda tu casa.

Mientras sea bebé no lo dejes sólo encima de una cama, mira que suelen moverse mucho y una caida no es recomendable.

Cuando salgas en carro llévalo en su silla con sus cinturones de seguridad.

Al llevarlo de paseo en coche recuérdate de amarrarlo.

No le des juguetes ni objetos lo suficientemente pequeños como para que le quepan en la boca ya que se puede ahogar.