¿Es bueno hacer ejercicio durante el embarazo?

¿Es bueno hacer ejercicio durante el embarazo?

Hacer ejercicio durante el embarazo trae muchos beneficios para la salud de la madre y del bebé. La actividad física no sólo ayuda a que la madre controle el aumento de peso, sino que también reduce las molestias características del embarazo y la prepara para el parto.

¿Cuándo puedo comenzar a hacer ejercicio?

Luego de la aprobación del médico, la madre podrá comenzar a hacer ejercicios de muy baja intensidad. A medida que progresa en el entrenamiento, puede aumentar la actividad física lentamente, pero siempre procurando no hacer un esfuerzo excesivo y que el ejercicio sea suave.

¿Puedo hacer ejercicio en el embarazo?

Es de suma importancia que la madre consulte con su médico antes de realizar cualquier actividad física. Por lo general, la mayoría de las mujeres embarazadas pueden hacer ejercicio leve sin que esto les cause algún percance.

Sin embargo, hay algunas madres que no pueden realizar actividad física a causa de que tienen un embarazo de alto riesgo, por lo que son propensas a sufrir complicaciones.

¿Qué cosas hay que tener en cuenta?

Al momento de hacer ejercicio, hay una serie de elementos que hay que tener en cuenta para no correr ningún tipo de riesgos en la salud de la madre y del bebé. Para ello, la madre debe utilizar ropa y zapatos cómodos para hacer ejercicio, así como también tratar de hacer la actividad física en la mañana o en la noche, de tal manera que la temperatura no le cause sobrecalentamiento.

Es muy importante que la madre se mantenga hidratada durante toda la actividad.

¿Cuáles son los ejercicios más convenientes?

La natación, la bicicleta estacionaria y caminar son ejercicios de bajo impacto altamente recomendados a las mujeres embarazadas, ya que son actividades de baja intensidad en las que la madre no es propensa a lastimarse.

¿Qué ejercicios pueden ser peligrosos?

La madre no debe hacer ningún ejercicio que requiera levantar peso. También debe tener especial cuidado con las actividades en las que es propensa a caerse o lastimarse, como los deportes de contacto.

A partir del segundo trimestre de embarazo, la madre debe evitar hacer ejercicio mientras está acostada sobre su espalda, así como también estar de pie por un período prolongado de tiempo.

¿Cuándo hay que llamar al médico?

Si la madre sufre un sangrado o manchado; tiene contracciones regulares o dolorosas, o sufre de dolor abdominal debe llamar a su médico inmediatamente y dejar de hacer ejercicio.