Enfriamiento del bebé previene daño cerebral

Enfriamiento del bebé previene daño cerebral

Si bien el instinto maternal puede llevar a arropar el bebé en una manta caliente, ahora científicos dicen que el frío puede ser mejor para los recién nacidos que han tenido problemas en su camino por llegar al mundo.

Investigadores de la universidad de Alababa en Birmingham se encuentra estudiando recién nacidos cuyos corazones se han detenido o casi dejado de latir justo después del parto. Ellos están colocando a los bebés resucitados sobre mantas enfriadoras para disminuir sus temperaturas unos grados con la esperanza de que esto pueda prevenir daño cerebral.

“Después que el flujo de sangre hacia el cerebro se detiene, el tejido se lesiona”, dice el Dr. Waldemar Carlo, profesor de pediatría y director de neonatología de la universidad de Alabama “Enfriando al bebé nosotros disminuimos ese proceso”, dijo.

Aunque nadie conoce como funciona el enfriamiento, Carlo dice que éste es similar a la manera en que los bebés pueden caer en agua helada, estar técnicamente muertos por varios minutos y después recuperarse con algún daño permanente.

El cerebro es preservado por el frío, explica. La universidad de Alabama es una de los 14 centros participando en un estudio nacional de dos años que piensa profundizar sobre la materia. Aunque los doctores tendrán que esperar, Carlo considera que los primeros resultados se observan bastante prometedores.