El Séptimo Mes

El Séptimo Mes

Desarrollo Físico

Al final de este mes, el peso y la talla serán aproximadamente de 8 kilogramos y 68 centímetros de altura. A esta edad, muchos bebés probablemente tengan uno o dos dientes; usualmente los incisivos inferiores son los primeros en aparecer. Tan pronto como al niño le salga su primer diente , puedes comenzar a limpiárselo en forma regular; recuerda que siempre habrá el riesgo de que se forme la placa bacteriana y aparezca una caries. Utiliza una gasa en cuadros o un pañito limpio (seco o húmedo).

Desarrollo Psicomotor

El deseo constante de adoptar una posición vertical puede convertir el cambio de pañal en una verdadera odisea; algo que puede ayudarte es una caja de música, un móvil que lo distraiga momentáneamente mientras lo cambias con rapidez, o un juguete que sostenga en sus manos.

Algo característico de esta edad es que se arrastra llevando un objeto en las manos; el deseo de usarlas es tan grande que siempre las tiene ocupadas con algo. Otra de las capacidades nuevas del bebé es la de oponer el dedo pulgar a los otros dedos de la mano; esto le facilita atrapar los objetos pequeños con mayor destreza.

Entre las 28 y 40 semanas, el bebé puede soportar la mayor parte de su peso y brincar activamente. Muchos nenes pueden pararse solos aferrándose a los muebles; sin embargo, una vez que esté arriba puede decidir sentarse de nuevo para sentirse más seguro.

El crecimiento y sus nuevas habilidades lo obligan a alejarse físicamente de su mamá, para explorar y aventurarse en todos los rincones de la casa; sin embargo, al poco tiempo le es preciso volver para encontrar el afecto de sus padres.

Se sienta sin soporte por mucho más tiempo y usa sus manos libremente para jugar.

Puede asociar la fotografía de un bebé con él mismo y hacer un sonido apropiado.

Responde con anticipación a la repetición de algún evento o señal.

Sabe que existen limitaciones y entiende cuando le dicen “no”.

Interacción Social

Usa cuatro ó más sílabas bien definidas. Muchos bebés dicen su primera palabra en un rango. tan amplio como de 8 a 18 meses. Puede decir papá o mamá sin entender todavía el significado.

Le gusta la compañía de otros niños mayores o de su misma edad, le agrada que jueguen con él y comienza a demostrar humor para provocar a la gente.

Permítele participar activamente a la hora de comer, poniéndole trocitos de alimento que él mismo se lleve a la boca.

Acostumbra a tu bebé a leerle cuentos de figuras alegres y fáciles de reconocer, unos momentos antes de la hora de dormir.