El Primer Mes

El Primer Mes

Desarrollo Físico

Las proporciones corporales del niño recién nacido son muy particulares,su cabeza es relativamente grande, su cara es redonda y la mandíbula es pequeña.El pecho es más bien redondeado, el abdomen es prominente y las extremidades algo cortas.

La postura predominante del recién nacido es una actitud de flexión parcial. Entre las variantes anatómicas localizadas que pueden observarse en el niño recién nacido encontramos: mayor notoriedad de los vasos sanguíneos de los párpados y de la nuca, la mancha mongólica en la espalda y las granulaciones de las mucosas de las boca. El conducto auditivo externo del recién nacido es corto y es fácil visualizar el tímpano.

Un recién nacido de tipo medio pesa alrededor de 3.4 kilogramos, siendo mayor el peso de los varones con respecto a las niñas. Aproximadamente el 95 % de los recién nacidos a término tienen un peso que oscila entre 2.5 y 4.6 kilogramos. La talla promedio suele ser de 50 centímetros.

La principal necesidad de un recién nacido es establecer un ritmo respiratorio regular y dominar otras funciones tales como el llanto, el estornudo, la tos, el bostezo y el esfuerzo. Las primeras deposiciones se presentan generalmente en las primeras 24 horas y la frecuencia de las mismas se relaciona con el número de tomas de alimento que recibe . Al final de la primera semana de vida ocurren de 3 a 6 deposiciones diarias.

La función renal del bebé aún no ha alcanzado la madurez. Con frecuencia la orina contiene pequeñas cantidades de albúmina y durante las primeras semanas puede tener un tinte rosado.Muchos bebés muestran pocos deseos de comer en los primeros días y es perfectamente normal que pierdan un poco de peso.

También es normal que la piel tenga un discreto tono amarillento. Esto último se debe a los ajustes que hace su hígado inmaduro,pero no te preocupes este efecto desaparecerá cuando comience a alimentarse regularmente.

Desarrollo Psicomotor

En la primera semana de vida el niño es capaz de fijar la mirada en una luz o forma brillante. Intenta llamar su atención con juguetes de colores vibrantes y sonoros, los móviles de su cuna serán apropiados para distraerlo. Si se siente incómodo y llora, acúnalo en tus brazos y se sentirá más seguro.

Háblale y cántale despacio para tranquilizarlo. Cuando se coloca al recién nacido boca abajo, sobre una superficie firme, es capaz de evitar la sofocación moviendo la cabeza de un lado a otro. A las cuatro semanas puede realizar los mismo movimientos con la cabeza levantada y su postura será menos rígida.

Interacción Social

Durante las primeras semanas, el bebé pasará muchas horas durmiendo y se levantará durante cortos períodos para alimentarse y buscar una postura más confortable. A la mayoría de los bebés les agrada que los carguen para descansar sus cabezas en el hombro de sus cuidadores. Es preciso, utilizar una mano para soportar su espalda y otra para prevenir que su cabeza se deslice sobre tu hombro.

Paséalo por diferentes habitaciones para que escuche nuevos sonidos y conozca otras cosas. Al cumplir el mes será capaz de seguir con la mirada los estímulos cercanos, puedes distraerlo mostrándole de cerca sus juguetes. A los dos meses su campo visual comprenderá un ángulo de 180 grados y girará su cabeza buscando los estímulos de su entorno.

El recién nacido es muy sensible al contacto físico, es indispensable que le transmitas una sensación de calor y protección manteniéndole a tu lado cada vez que puedas. El niño se deleita al escuchar los sonidos de tu corazón. Los abrazos le dan sensación de abrigo y seguridad, de la misma forma que cuando estaba en el útero.