El llanto del bebé: por qué llora y cómo calmar al bebé

El llanto del bebé: por qué llora y cómo calmar al bebé

Interpretar el llanto del bebé y saber cómo calmarlo es uno de los mayores retos de la madre, sobre todo durante los primeros meses. Por ello, elaboramos una guía con ciertos datos y recomendaciones a tener en cuenta para que le sea mucho más fácil enfrentarse a este tipo de situaciones y saber cómo calmar a su hijo.

¿Por qué llora el bebé?

A continuación presentamos algunas situaciones típicas por las que el bebé llora y ofrecemos ciertas recomendaciones para poder consolar al bebé:

  • Hambre: el hambre es la razón más frecuente por la que el bebé llora y suelen coincidir con la hora de la comida; este llanto suele ser gradual y puede llegar a transformarse en gritos: Recomendación: Déle de comer al bebé, lo cual lo calmará inmediatamente después de que se sienta satisfecho.
  • Frío o calor: el exceso de frío o calor en el ambiente que está inmerso el bebé puede producirle incomodidad que genera el llanto, el cual suele ser de baja intensidad pero constante. Recomendación: dependiendo de cuál sea el caso, abrigue al bebé o quítele el exceso de ropa y procure distraerlo con algún juguete de su agrado.
  • Pañal mojado: el pañal mojado le puede causar mucha incomodidad al bebé, sobre todo si permanece mojado durante mucho tiempo. Recomendación: manténgase atenta del estado del pañal del bebé y procure siempre mantenerlo limpio y seco para que no se sienta incómodo.
  • Sueño: el llanto también puede producirse en caso de que el bebé sienta sueño y suele ser de baja intensidad. Recomendación: cárguelo o mésalo mientras le canta una canción durante algunos minutos dentro del cuarto.
  • Cambio de ropa: el llanto del bebé cuando se siente incómodo por la ropa suele ser de poca duración y muy repentino. Recomendación: cambie la ropa del bebé mientras le habla.
  • Cansancio: el llanto que se produce cuando el bebé se siente cansado suele ser similar a un quejido. Recomendación: puede darle un baño reconfortante mientras le habla, de manera tal que alivie la tensión y pueda descansar tranquilamente.
  • Dolor: el dolor puede hacer que el bebé llore constante e intensamente y suele ser parecido a una especie de gemido. Recomendación: para solucionarlo, debe identificar la causa del dolor y solucionar el malestar. En caso de que desconozca el origen del dolor, lo mejor es llevarlo al pediatra lo más pronto posible.
  • Miedo o exceso de emoción: mucha actividad a su alrededor o algún evento que pueda asustarlo puede hacer que su bebé llore, el cual suele ser fuerte e intenso. Recomendación: transmítale calma a su hijo, sepárelo del lugar donde está a un sitio más calmado y trate de reconfortarlo.

¿Se debe dejar llorar al bebé?

Los expertos recomiendan que la madre siempre debe acudir al llanto del bebé, determinar la causa del mismo y atenderlo cuanto antes.