El chupón: ventajas y desventajas y cómo dejarlo

El chupón: ventajas y desventajas y cómo dejarlo

El chupón es una herramienta que se utiliza cada vez más en las familias de todas partes del mundo, ya que sirve de mucha utilidad para calmar los llantos del bebé, sobre todo dentro de sus primeros meses de vida. Sin embargo, el chupón no sólo tiene beneficios, sino también algunos contras que deben ser evaluados.

¿Cuáles son las ventajas del chupón?

Entre los principales beneficios del chupón están:
• Si el bebé está hambriento, el chupón ofrece una distracción que sirve para reducir la sensación de hambre. Por ello, la madre tiene más tiempo para ponerse en un lugar adecuado para amamantar a su bebé o para prepararle su comida
• El chupón tiene la propiedad de relajar al bebé, lo cual resulta especialmente beneficioso en los bebés más inquietos.

¿Cuáles son las desventajas del chupón?

No obstante, el chupón también tiene una serie de contraindicaciones que deben tenerse en cuenta, de las cuales destacan:
• El chupón crea dependencia en el bebé, es decir, a medida que el bebé utiliza más el chupón, más dependiente será del mismo como método de relajación. Por esta razón, a medida que pasan los meses la madre puede notar cómo el bebé se muestra más alterado cada vez que no tiene el chupón.
• Algunos estudios realizados por los especialistas han determinado que el chupón aumenta el riesgo de que el bebé sufra de una infección en los oídos.
• Los estudios aseguran que el uso prolongado del chupón interfiere en el normal desarrollo de los dientes, por lo que estos suelen crecer fuera de lugar.
• El chupón provoca que el bebé tenga un mayor riesgo de desarrollar paladar ojival
• El uso prolongado del chupón produce que el bebé sufra de problemas en la mordida posteriormente

¿Cómo ayudar al bebé a que deje el chupón?

Lo más recomendable es empezar a quitarle el chupón al bebé cuando este empieza a gatear, mientras que algunos médicos aconsejan que los padres esperen hasta los 10 meses para comenzar a quitarlo.

Lo cierto es que los padres deben estar muy atentos a esto y determinar cuál es el momento indicado para empezar a quitar el chuón, ya que cuando el bebé comienza a ser más independiente puede ocurrir que se le caiga el chupón al suelo, por lo que puede entrar en contacto con diversos gérmenes y enfermarse.