Ejercicio en el embarazo: ¿Cuáles son los riesgos de la deshidratación y cómo evitarlos?

Ejercicio en el embarazo: ¿Cuáles son los riesgos de la deshidratación y cómo evitarlos?

Hacer ejercicio al aire libre resulta muy agradable para una gran cantidad de personas. El cielo, los árboles, las nubes y el aire del parque pueden hacer que la actividad física se torne mucho más amena. Sin embargo, durante el embarazo hay que tomar ciertas previsiones cuando se hace ejercicio al aire libre, sobre todo si es un día soleado, ya que el exceso de calor puede traer ciertos riesgos y/o complicaciones para el desarrollo del embarazo.

Si desea obtener más información sobre qué ejercicios puede hacer durante el embarazo y con qué intensidad, visite: /articulo/el-ejercicio-en-el-embarazo-que-ejercicios-hacer-y-con-que-frecuencia

¿Por qué la deshidratación puede causar problemas en el embarazo?

Si una madre se deshidrata, entonces podría:
• Sufrir una disminución en el volumen sanguíneo de su organismo. Esto podría aumentar el riesgo de que la madre presente contracciones.
• Disminuir los niveles de líquido amniótico del saco en el que se encuentra protegido el bebé y, por lo tanto, podría provocar retardo de crecimiento o defectos de nacimiento.

¿Cómo hacer ejercicio cuando hay un ambiente caluroso?

Si usted decide realizar actividad física al aire libre, recomendamos:
• Evite las horas en las que la temperatura es más alta
En las horas cercanas al mediodía, la temperatura puede llegar a ser muy alta. Por ello, lo más recomendable es no salir a hacer ejercicio durante esas horas sino que, por el contrario, escoja un horario en el que todavía pueda disfrutar del sol sin exponerse al sobrecalentamiento.
El calor y la humedad pueden hacer que usted se sienta cansada más rápidamente, por lo que conviene evitar hacer ejercicio en horas del mediodía, sobre todo si usted se encuentra en el primer trimestre de embarazo.
• Manténgase hidratada
Los especialistas indican que el sólo el hecho de tener sed ya indica que su cuerpo está sufriendo deshidratación. Cuando se está realizando ejercicio al aire libre en un día caluroso, los riesgos de sufrir deshidratación aumentan, razón por la que deberá mantenerse bien hidratada a lo largo de toda la actividad física.

De hecho, se recomienda que usted beba agua antes, durante y después del ejercicio para no exponerse a los riesgos de la deshidratación.

• Utilice la ropa adecuada
La ropa que usted utiliza al hacer ejercicio influirá en su rendimiento, comodidad y temperatura corporal. Por ello, es importante que elija prendas frescas, adecuadas para la actividad física y que sean de colores claros. Esto promoverá la regulación de su temperatura corporal.
• Utilice protector solar
Durante el embarazo, su piel es más propensa a presentar pigmentaciones, sobre todo en el área del rostro. Para evitarlo, conviene utilizar un protector solar recomendado por su médico para proteger su piel mientras está haciendo ejercicio al aire libre.

¿Todas las mujeres embarazadas pueden hacer ejercicio?

Antes de empezar a hacer una rutina de ejercicio, necesariamente debe hablar con su médico para obtener su aprobación. Recuerde que no todos los embarazos son iguales y, en ciertos casos, condiciones de la madre como problemas de placenta, enfermedades, etc., pueden hacer que el ejercicio sea un riesgo para la salud del bebé.