Donar leche materna para otros bebés

Donar leche materna para otros bebés

Todos hemos tenido la oportunidad de escuchar que “amamantar a tu bebé es lo mejor”, pero no todas las madres pueden hacerlo. Algunas mujeres han tenido que someterse a una cirugía o tomar medicamentos que se transfieren a la leche materna y no son seguros para el niño, o simplemente no producen la suficiente cantidad de leche para alimentar a su bebé. Además, algunos niños padecen alergias severas o retrasos de crecimiento. Cualquiera que sea el caso, las madres que sufren de estos problemas pueden ser capaces de darle leche materna a su bebé con la ayuda de otra persona.

Un banco de leche es un servicio que tiene como propósito recolectar, seleccionar, procesar y distribuir la leche humana que ha sido donada para satisfacer las necesidades médicas de las personas para quienes se prescribe.

Los especialistas afirman que los bancos de leche reciben las donaciones de madres lactantes que han sido cuidadosamente seleccionadas, en caso de que estas presenten problemas de salud o enfermedades transmisibles.

La leche es transportada hasta el banco de leche y luego es congelada y tratada con calor, con el objeto de eliminar cualquier tipo de bacteria o virus. Finalmente es procesada y vuelta a congelar. Es importante saber que la leche sólo es dispensada después de ser analizada microbiológicamente para verificar que ésta no muestre ningún tipo de crecimiento de bacterias. Por último, la leche se entrega congelada a los hospitales o de forma individual en los hogares de quienes esté prescrita.

La misión del banco de leche es proporcionar la mejor nutrición para los bebés prematuros y en estado crítico, con el propósito de garantizar su supervivencia y desarrollo saludable.