Cuidar los ojos del bebé

Cuidar los ojos del bebé

Uno de los elementos en los que los padres deben poner especial atención es la visión del bebé, ya que éste no puede saber si su visión es normal o no. Por ello, ofrecemos una serie de datos a tener en cuenta para reconocer problemas en la visión de su hijo, de tal manera que pueda tratarlo lo más temprano posible.

¿Qué podría ocurrir?

Durante los primeros años de vida del bebé sus ojos están estableciendo conexiones con el cerebro. Si la visión de un ojo es borrosa puede sufrir de estrabismo o bizquera que puede derivar en ambliopía.

¿Qué es la ambliopía?

La ambliopía es una condición en la cual el ojo presenta problemas de visión y suele presentarse con mucha frecuencia en la infancia.

¿Se deben hacer exámenes de vista a los bebés?

Efectivamente, los especialistas concuerdan que los padres lleven a sus bebés a un especialista alrededor de los 6 meses de edad para revisar su visión y repitan la prueba a los 18 meses. Esto es de vital importancia porque algunos niños no desarrollan síntomas evidentes de miopía u otro problema, por lo que hacer chequeos cada cierto tiempo le garantizará que identifique el problema tempranamente y pueda tratarse.

¿Qué señales se deben tener en cuenta?

Si el bebé presenta alguno(s) de los siguientes problemas, es probable que esté presentando un problema de visión:

• Los ojos del bebé tienen una aparente dificultad para coordinar el seguimiento de un objeto en movimiento

• Los ojos del bebé tienden a juntarse en el medio a pesar de no estar cansado o con ganas de dormir

• El bebé parece tener un lado particular para ver los objetos, por lo que gira su cabeza hacia un lado cuando mira una persona y objeto en específico

• El bebé tiende a no reaccionar ante ciertos estímulos cuando se está de un lado en específico

¿La luz ultravioleta daña los ojos?

Tal y como con la piel, la luz ultravioleta puede dañar los ojos. Lo más recomendable es comprar unos lentes de sol especiales para bebé y ponérselos siempre que estén en lugares en los que el bebé reciba luz de sol directamente y por mucho tiempo.