Cribado combinado o despistaje del primer trimestre de embarazo

El cribado o “screening” en inglés, es una estrategia aplicada para detectar una condición o síntomas de la misma en una persona o población determinada. Este método es utilizado en distintas etapas del embarazo con el objeto de verificar si el bebé presenta signos de alguna enfermedad o condición.

¿Qué es el cribado combinado del primer trimestre?

El cribado combinado del primer trimestre es realizado entre las 11 y 13 semanas de gestación y está constituido de dos pruebas: el ecosonograma y el análisis de sangre. A través de estos exámenes, el médico puede determinar:

  • Ultrasonido

En la prueba de ultrasonido, el médico puede visualizar al bebé y determinar su tamaño y peso. Asimismo, el ultrasonido sirve para determinar la translucencia nucal del bebé (TN), la cual es un indicador que sirve para determinar el riesgo de que el bebé presente síndrome de Down y otros trastornos cardiovasculares.

La translucencia nucal consiste en la medición del grosor de la parte posterior de la cabeza del bebé entre el cuell y la nuca , el cual se muestra de un color diferente en la imagen trasmitida por la ecografía. En caso de que esta medida sea mayor a lo normal, el riesgo de que el bebé presente síndrome de Down u otros trastornos genéticos aumenta.

Si desea obtener más información sobre la prueba de ultrasonido, visite: /articulo/que-es-el-ultrasonido-y-cuales-son-sus-beneficios

  • Análisis de sangre

El análisis de sangre que se realiza durante el primer trimestre de embarazo sirve para comprobar el grupo sanguíneo de la madre, los niveles hormonales, la detección de enfermedades y la presencia de condiciones como anemia o diabetes.

Asimismo, este análisis sirve para determinar los niveles de gonadotropina coriónica humana (GCh) y la proteína A plasmática asociada al embarazo (PAPPA). La evaluación de estos marcadores junto a otros factores como la edad de la madre y el tamaño del grosor nucal sirven para determinar el riesgo de que el bebé nazca con síndrome de Down u otros trastornos genéticos.

¿Cuándo se realizan estas pruebas?

Estas pruebas se realizan entre la semana 11 y 13 de embarazo cuando el embrión mide entre 45 y 85 mm, razón por la que es muy importante que usted paute su primera cita prenatal apenas confirme el embarazo.

Debe tener en cuenta que los resultados de estas pruebas no son concluyentes, ya que sólo estiman los riesgos de que su bebé presente un trastorno cromosómico. En caso de que sus pruebas asomen riesgos para su bebé, el médico sugerirá hacer otras pruebas subsiguientes como amniocentesis o análisis de vellosidades coriales.