¿Cómo hacer que tu bebé coma verduras?

¿Cómo hacer que tu bebé coma verduras?

Las verduras son importantísimas dentro de la alimentación de los niños porque contribuyen en su desarrollo con una gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales. Si estás teniendo problemas para que tu bebé coma verduras, ¡no te preocupes! En Embarazada.com te daremos algunos consejos prácticos y muy útiles para que tu bebé coma verduras y tenga una alimentación sana y balanceada.

Trucos para que tu bebé coma verduras

#1: No lo obligue a comer

Es muy importante que tenga en cuenta que usted no puede obligar a su pequeño a comer ningún alimento. La idea es que poco a poco vaya probando nuevos alimentos y que lo disfrute. Esto no debe convertirse en una odisea, ya que obligarlo a comer sólo pondrá nervioso al bebé y a usted.

Trate de no insistir demasiado si se rehúsa a comer o gira la cara. Es importante que pueda decidir cuándo empezar y cuándo parar. Si sabe que lo va a obligar, seguramente estará predeterminado a rechazar cualquier cosa que usted le ofrezca.

La invitamos a ingresar en este enlace para que obtenga información sobre cómo introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé >> /articulo/introducir-alimentos-solidos-en-la-dieta-del-bebe-que-orden-usar

#2: Dé el ejemplo

Los especialistas han determinado que las preferencias alimenticias de los niños están influenciadas por sus padres. Si usted quiere que sus hijos coman frutas y verduras, es importante que usted también las coma. Dar el ejemplo es clave porque los niños imitan todo: los buenos comportamientos y los malos ¡Así que a dar el buen ejemplo!

#3: Introducir primero las verduras antes que las frutas

La dulzura de la fruta tiende a “enganchar” mucho más rápido a los pequeños de la casa que las verduras. Por ello, le recomendamos que primero introduzca las verduras en la dieta del bebé y luego las frutas. Esto facilitará que el bebé siga comiendo verduras, una vez probada la dulzura de la fruta.

#4: Repita la receta

Porque su hijo haya rechazado alguna vez una comida, no quiere decir que siempre sea de esa forma. Los estudios han demostrado que la aceptación de los alimentos está estrechamente relacionada al número de exposiciones de los mismos. Es decir, entre más veces un niño pruebe un alimento, más posibilidades hay de que vaya aceptando su sabor y que adquiera un gusto por el mismo.

#5: No utilice la comida como premio

Muchas veces, los padres utilizan los dulces, chucherías y comida chatarra para premiar el buen comportamiento de sus hijos. Esto debe evitarse, ya que su hijo estaría desarrollando una relación emocional con la comida que más adelante puede transformarse en un hábito perjudicial, como lo es comer compulsivamente.