Cómo evitar ataques de perros a sus hijos

Cómo evitar ataques de perros a sus hijos

“El perro es el mejor amigo del hombre”. Usted seguramente ha escuchado esta frase muchísimas veces y, si tiene la dicha de tener esta mascota en su hogar, entonces puede dar fe de la veracidad de esta frase popular. Los perros son mascotas adorables, tiernas y fieles, son compañeros inseparables y transmiten un cariño inigualable. No obstante, también es cierto que hay muchos perros en el mundo con ciertas conductas agresivas que pueden ser peligrosos, especialmente para los niños pequeños.

Es por esta razón que es muy importante que usted le enseñe algunas normas de seguridad a sus hijos con respecto a los perros. La idea no es que ellos sientan temor por estos nobles animales, sino que tomen ciertas precauciones para evitar peligros. Recuerde: no todos los perros han sido criados de la misma forma, por lo que tampoco se puede predecir el comportamiento de todos. Lo más recomendable es tomar medidas preventivas y salvaguardar el bienestar de sus hijos.

¿Por qué los niños son susceptibles a ataques de perros?

Los niños son extremadamente curiosos y, por su corta edad, tienden a ser imprudentes en cuanto a medir riesgos. Esto es normal, para eso está usted, para enseñarles qué puede ser peligroso y qué es seguro. No obstante, esta característica de los niños provoca que sean más propensos a sufrir ciertos accidentes, de lo cual no están exentos los perros.

Primero: usted debe ser muy cuidadoso sobre cómo le enseña a su hijo, ya que no desea que su hijo desarrolle una fobia por los perros. Por el contrario, debe enseñarle a interactuar con los perros de manera segura.

En caso que usted tenga un perro en casa y está embarazada o desea tener un bebé, es importante que empiece a prepararlo para el nacimiento de su pequeño. Para ello le recomendamos una serie estrategias para preparar a su perro para la llegada del bebé: /articulo/preparar-al-perro-para-la-llegada-del-bebe

¿Qué debe enseñarle a su hijo?

  • Debe enseñarle a su hijo que no debe acercarse a un perro que esté dormido.
  • Si un niño ve un perro en la calle, seguramente querrá acariciarlo. Esto está bien, pero debe enseñarle que nunca debe tocar a un perro en la calle sin el permiso de su dueño, ya que este es el único que conoce la conducta de su mascota y puede decir si es peligroso o no.
  • Debe enseñarle a su hijo que no debe acercarse o molestar a un perro que esté comiendo, bien sea su alimento cotidiano o royendo un hueso.
  • Siempre que su hijo esté jugando con un perro debe supervisarlo.
  • Debe enseñarle a su hijo cómo acariciar adecuadamente a un perro. Generalmente, los niños no saben cómo medir su fuerza y al acariciar a una mascota pueden ser un poco bruscos. Usted tiene el deber de colocarse junto a él y guiar su mano con suavidad.
  • Enséñele a su hijo que, en caso que se le acerque un perro extraño, no debe correr, gritar o saltar, ya que esto podría desatar una conducta agresiva en el perro. Por el contrario debe permanecer tranquilo y luego acercarse a un adulto cuando el perro se haya ido.