¿Cómo disciplinar a su hijo?

¿Cómo disciplinar a su hijo?

Actualmente, muchas parejas viven un debate interno de si deben recurrir o no a los castigos físicos a sus hijos, ya que no conocen otros métodos para disciplinar de manera efectiva.

Por ello, ofrecemos una serie de medidas que existen para disciplinar a sus niños, de tal manera en que pueda decidir cuál es la que mejor se adapte para su caso particular.

¿Cuáles son los métodos de disciplina?

  • Los viejos métodos

Si bien muchos padres creen que el castigo físico es la mejor opción para castigar a su hijo, lo cierto es que muchos niños crecen con un profundo resentimiento hacia sus padres a causa de este método de disciplina.

  • El equilibrio

Muchos padres optan por el punto medio, es decir, no aplicar métodos de disciplina tan estrictos como para castigar físicamente a sus hijos, pero a la vez no tan blandos.

  • Explicar y aplicar un castigo físico

Una alternativa es buscar otro tipo de equilibrio para disciplinar a sus hijos. Para ello, los padres le dan una advertencia firme ante una acción que es indebida y, en caso de que esto no sirva, los padres recurren al castigo físico.

Es importante que, en caso de que decida aplicar un castigo físico, le debe dar un tiempo al niño para calmarse y luego debe tener una charla para que le explique que lo ama y que lo que hizo estuvo mal.

  • Hablar ciertas cosas en privado

Hay ciertas conversaciones que no se deben tener en frente de sus hijos y una de ellas es sobre la disciplina, ya que los puntos en discordancia de los padres pueden hacerle creer a su hijo que tiene la potestad de utilizarlos a su favor. Por ello, no discuta de cuál es la mejor forma de castigar a su hijo en frente de él, al contrario, convérselo con su pareja en privado.

  • No aplique un castigo sin razón

Es de suma importancia que los padres se tomen la molestia de explicar reiteradas veces por qué una acción es indebida y, en caso de que se haga, hacer varias advertencias antes de recurrir al castigo. Esto ocurre ya que el niño puede confundirse y no entender por qué se le está castigando.

  • “Ya no te quiero”

Muchos niños recurren a la frase “ya no te quiero” para chantajear de alguna manera a sus padres y evitar o parar el castigo que le están aplicando. Sin embargo, es importante que los padres no se dejen influenciar por esta conducta, ya que deben mantenerse firmes ante el castigo. Además, siempre se debe responder con palabras de amor, es decir, “incluso si me dices que no me quieres, yo todavía te amo”. De esta forma, el niño entenderá que esa no es la vía para evitar el castigo, sino portándose adecuadamente.

¿Qué cosas deben evitar decirle al niño?

Los padres nunca deben amenazar a su hijo con frases como “si no haces esto, ya no te quiero más”, “la policía te va a agarrar”, etc. Este tipo de frases crean ansiedad, inseguridad y resentimientos en algunos niños, ya que les hacen creer que su amor es condicional.