¿Cómo alimentarse bien durante el embarazo?

¿Cómo alimentarse bien durante el embarazo?

Durante el embarazo, hay ciertos hábitos que la madre deberá cambiar en pro de su salud y la del bebé. Uno de los cambios será a nivel alimenticio, ya que en el embarazo no sólo se está alimentando a sí misma, sino también al bebé que está gestándose dentro de su útero. Por ello, cada cambio saludable que haga en cuanto a su alimentación durante el embarazo será positivo para la salud y bienestar de su bebé.

¿Qué hacer con los antojos?

Si bien los antojos son un síntoma característico del embarazo, la madre deberá lidiar con ellos de la forma más saludable para que no impliquen un aumento de peso exagerado y poco saludable. Recuerde: cada comida que usted realice durante el embarazo cuenta para que su bebé goce de salud y bienestar.

Por ello, antes de comer una comida poco saludable, es decir, con exceso de grasas, azúcares o sustancias artificiales, procure pensar en qué otros alimentos podrían contribuir a que su bebé crezca sano y fuerte. Para lograrlo, sólo debe informarse sobre cuál es el valor nutricional de cada alimento, de manera tal que le sea fácil elegir cuáles son aquellos que debe incorporar a su dieta cotidiana.

Si desea obtener más información sobre cómo debe ser su dieta en el embarazo, qué alimentos comer y cuál debe ser su aumento de peso, visite: /articulo/dieta-en-el-embarazo

¿Qué hacer con las calorías?

Muchas personas suelen tener una idea equivocada en cuanto a las calorías y a su equivalencia en alimentos saludables y poco saludables. En general, las mujeres embarazadas deben consumir:

  • Además de las 2.000 calorías diarias, deberán consumir alrededor de 300 calorías más en el primer trimestre de embarazo
  • Además de las 2.000 calorías diarias, deberán consumir alrededor de 350 calorías más en el segundo trimestre de embarazo
  • Además de las 2.000 calorías diarias, deberán consumir alrededor de 450 calorías más en el tercer trimestre de embarazo.

Al momento de elegir sus comidas, procure escoger aquellas que tengan grasas buenas y pocos azúcares y conservantes artificiales. Esto le ayudará a que su bebé tenga todos los nutrientes que necesita, sin implicar que usted aumente de peso de forma exagerada. Debe tener en cuenta que la obesidad en el embarazo puede aumentar el riesgo de complicaciones como diabetes gestacional, problemas durante el parto, síntomas del embarazo más intensos, aumento de la probabilidad de que el bebé nazca con defectos congénitos, entre otros.

¿Es perjudicial saltarse las comidas?

Así como si usted se salta una comida pasa hambre, hacerlo durante el embarazo provocará que su bebé también lo haga. Por ello, procure que, en la medida de lo posible, no se salte ninguna comida.

De hecho, los estudios realizados han demostrado que el número de comidas que una madre realiza durante el día está directamente relacionado con la probabilidad de sufrir un parto prematuro. En el caso de las mujeres que hacen alrededor de cinco comidas diarias, la probabilidad de parto prematuro se reduce considerablemente.

Por ello, recomendamos que, en lugar de hacer tres comidas grandes, opte por hacer entre cinco y seis comidas más pequeñas. Esto no sólo contribuirá a que su bebé reciba todos los nutrientes que necesita, sino también aliviará síntomas del embarazo como la acidez y las náuseas.