Comer sano y hacer ejercicio en el embarazo

Comer sano y hacer ejercicio en el embarazo

Las mujeres que disfrutan de una alimentación balanceada y saludable, así como de una rutina de ejercicio, pueden gozar de una considerable reducción de los riesgos de salud para sí mismas y para el bebé que están esperando.

Si sigues una dieta equilibrada y haces ejercicio de forma regular, debes trabajar por mantener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 30, lo ideal entre los 20 y 25 años de edad. Las mujeres que tienen un IMC superior a 30 se encuentran en mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo.

Beneficios de estar saludable durante el embarazo

Los especialistas afirman que las mujeres que gozan de una buena salud física antes del embarazo tienen menos dolores y molestias y sienten más energía durante sus embarazos. Puedes hacer 30 minutos de ejercicio moderado, cinco días a la semana para disfrutar de una buena salud a largo plazo. No sólo eso, también te preparará para los desafíos físicos del parto.

Recuerda: no es malo aumentar de peso. Los médicos aseguran que las mujeres que aumentan la cantidad recomendada de peso durante el embarazo tienen menos complicaciones, tales como la cesárea, hipertensión gestacional y el peso del niño al nacer puede ser bajo o alto.

¿Qué puedo hacer si hasta ahora no me he hecho ejercitado?

Nunca es demasiado tarde para empezar a trabajar por tu salud. Si no has estado activa antes del embarazo, trata de empezar por ejercicios sencillos como caminar de forma regular o hacer natación. Así fortalecerás tus pulmones, tu corazón y el tono de tus músculos.