Beber 3 litros de agua diarios

Beber 3 litros de agua diarios

Se ha invertido muchísimo dinero en tecnología para la búsqueda de la fuente de la juventud. Una mujer inglesa demostró que la fuente de la juventud no es más que la mismísima fuente, así que, después de leer esto, usted se dará cuenta que la tecnología “antiedad” está al alcance de su mano y dentro de su propia casa.

¿En qué consistió el experimento?

Sarah Smith, una mujer de 42 años, decidió averiguar si la ingesta de agua influiría en su salud y apariencia física. Confesó sufrir dolores de cabeza de manera cotidiana, problemas digestivos y no sentirse conforme con su rostro, el cual calificó de anciano.

La apariencia de la piel de la inglesa no tenía un aspecto saludable. Tenía muchas arrugas por la edad, manchas, ojeras y la piel lucía un tono opaco.

Sarah Smith consultó con sus médicos de confianza sobre la posibilidad de beber 3 litros de agua al día. La respuesta por parte del cuerpo médico fue afirmativa y, acto seguido, comenzó la experimentación. Luego de apenas 4 semanas, los resultados fueron increíbles.

¿3 litros de agua es demasiado?

Según especialistas, tomar 3 litros de agua al día puede ser algo extremo aunque no representa ningún riesgo para la salud, todo lo contrario. Es importante tener en cuenta que una persona sólo con beber 1 1/2 litros de agua diariamente está bien hidratada.

¿Cuáles fueron los resultados?

  • En la primera semana, Sarah empezó a notar cómo su orina era cada vez más clara y se veía obligada a ir al baño de forma más frecuente.
  • En la segunda semana, las manchas en la cara fueron desapareciendo lentamente, al igual que sus ojeras. Confesó que su piel lucía más clara y que las arrugas de sus ojos se habían suavizado ligeramente.
  • En la tercera semana, Sarah notó que perdió un kilo de peso y 1 cm de cintura. Además, confesó que las arrugas y ojeras debajo de sus ojos habían desaparecido prácticamente por completo.
  • Durante la cuarta semana, notó cómo las manchas oscuras alrededor de los ojos habían desaparecido y las arrugas de su rostro eran muy tenues, al contrario de cómo lucían antes de realizar el experimento. Además, perdió otro kilogramo y disminuyó otro centímetro de cintura.

Después de 4 semanas de experimentación, Sarah notó cambios muy favorables en su apariencia física y en cómo se siente. Muchas personas que la han visto después de someterse a este experimento alegan que Sarah aparenta unos diez años menos ¡Increíble!

Infórmese sobre la importancia de beber agua en el embarazo en: /articulo/la-importancia-de-la-hidratacion-en-el-embarazo