Aumentar de peso durante el embarazo: ¿qué es saludable y qué no?

Aumentar de peso durante el embarazo: ¿qué es saludable y qué no?

Uno de las consecuencias naturales del embarazo es el aumento de peso de la madre. Durante nueve meses de gestación, la madre deberá comer un poco más de lo habitual y deberá incorporar distintos alimentos a su dieta para asegurarse de que su bebé está recibiendo todos los nutrientes que necesita para su desarrollo. Si desea obtener más información sobre la dieta en el embarazo, visite: https://www.embarazada.com/articulo/dieta-en-el-embarazo

No obstante, muchas madres desconocen cuál es la cantidad de peso que se considera saludable para el embarazo, por lo que tienden a excederse y, por lo tanto, a exponerse a distintos problemas de salud y complicaciones.

¿Cuánto debe ser el aumento de peso?

Es importante tener en cuenta que no hay una talla a la que debe llegar cualquier mujer durante el embarazo. Esto ocurre porque cada paciente es diferente, por lo que su aumento de peso dependerá de diversos factores como el peso que tenía antes del embarazo y cuál es su índice de masa corporal (IMC).

En general, el aumento de peso debe ser el siguiente:

  • Si antes del embarazo tenía un IMC inferior a 18,5 deberá aumentar de 13 a 18 kilos durante el embarazo
  • Si antes del embarazo tenía un IMC de 18,5 a 24,9 deberá aumentar de 11 a 14 kilos durante el embarazo
  • Si antes del embarazo tenía un IMC de 25 a 29 deberá aumentar de 7 a 11 kilos durante el embarazo
  • Para conocer su indice de masa corporal puede usar nuestra calculadora en
  • https://www.embarazada.com/masacorporal

¿Qué ocurre con el embarazo múltiple?

Si usted tiene un embarazo múltiple, es muy probable que su aumento de peso sea mayor. Lo más recomendable es consultar con su médico para verificar cuál debe ser su aumento de peso en su caso particular.

¿Qué ocurre si aumenta más de lo recomendado?

Controlar el aumento de peso durante el embarazo es muy importante para la salud de la madre y el bebé. Cuando se aumenta más de lo recomendado, la madre se expone a sufrir diversas complicaciones como la diabetes gestacional y la presión arterial alta.

Además, las complicaciones debido al aumento excesivo de peso durante el embarazo no sólo se limitan hasta la fecha de parto, sino también la madre presentará una mayor dificultad para volver a su peso ideal después del nacimiento de su bebé.